¿Cuáles son los mejores métodos para aprender inglés?

Hay un dicho en inglés que, en mi opinión, describe el estado actual de la enseñanza y el aprendizaje de los idiomas modernos: “Cuanto más cambian las cosas, más permanecen igual”. (“The more things change, the more they stay the same.”) Y es que a pesar de los avances en la teoría de adquisición de idiomas y en lingüística aplicada, lo que se hace en el aula no ha evolucionado tanto. Hoy en día, muchos profesores y academias continúan siguiendo métodos para aprender inglés establecidos desde hace más de siglo y medio. De hecho, la mayoría de los libros de texto de inglés todavía están organizados alrededor de la gramática. Sin embargo, conocer la gramática no significa que puedas hablar un idioma extranjero.

 

Métodos para aprender inglés y otros idiomas a lo largo de la historia

A continuación, revisaremos brevemente las metodologías más relevantes que han influido en los métodos modernos para aprender inglés y en la creación de plataformas digitales para aprender idiomas.

  1. El método gramática-traducción: Este es un método “tradicional”. Se enfoca en las reglas gramaticales y en ejercicios de traducción. Apareció a finales del XVIII, en una época donde en las escuelas se hacía hincapié en el estudio de las lenguas clásicas (griego y latín) y en la literatura. El alumno tiene un papel pasivo y todo gira alrededor de la lengua escrita. Todavía muchos docentes siguen, por inercia, esta metodología.
  2. El método directo: surgió a finales del siglo XIX, pero se hizo popular en el XX. Destaca por enseñar vocabulario y gramática de manera natural, imitando el proceso de aprendizaje de la lengua materna. En este caso se evita el uso del idioma nativo en el aula, y se fomenta la inmersión a través de la comunicación oral, al contrario que en el método gramática-traducción.
  3. Método Audio-Lingual (Audio-Lingual Method = ALM): se desarrolló en la década de 1950. También cuestionó el método de gramática-traducción hasta entonces aceptado como la forma ideal de enseñar y aprender un idioma. El ALM prioriza la práctica de escuchar y hablar por encima de leer y escribir. Se basa en principios conductistas y se usó mucho en la enseñanza de idiomas a mediados del siglo XX.
  4. The Silent Way: Creado por Caleb Gattegno en los años 60, este método anima a las personas a explorar el idioma por sí mismas, mientras que el profesor adopta un papel de facilitador silencioso. Se basa en la idea de “aprender a aprender”, el uso de materiales pedagógicos visuales y en fomentar la responsabilidad y el compromiso de las personas que están aprendiendo.
  5. Respuesta Física Total (Total Physical Response = TPR): Desarrollado por James Asher en los años 70, este método implica aprender a través de la actividad física y se basa en la idea de que el aprendizaje de idiomas debe replicar la forma en que los niños aprenden su lengua materna. A veces se cuestiona su eficacia para adecuarse a las necesidades reales de los alumnos y, de hecho, el propio J. Asher sugiere emplear este método combinado con otros.
  6. Enseñanza comunicativa del lenguaje (Communicative Language Teaching = CLT): surgió durante los años 70 pero ganó popularidad en la década de 1980; el CLT se centra en la comunicación como medio y objetivo del aprendizaje. Hace hincapié en situaciones de la vida real y tiene como objetivo desarrollar la capacidad de los alumnos para utilizar el idioma en contextos auténticos.
  7. El enfoque natural (The Natural Approach): desarrollado por Stephen Krashen y Tracy Terrell en la década de 1980, este método bebe de algunos de los métodos citados anteriormente y prioriza el vocabulario por encima de la gramática, se centra en la enseñanza de las habilidades comunicativas, y enfatiza los procesos de adquisición del ‘lenguaje natural’. El CLT y el enfoque natural estuvieron muy presentes en la enseñanza de idiomas en los años 80 y a principios de los 90.
  8. Instrucción basada en contenido (Content Based Instruction = CBI): este enfoque, que surgió en la década de 1980, integra el aprendizaje de idiomas con el contenido de la materia, utilizando el idioma que queremos aprender como medio para aprender otras materias académicas.
  9. Enseñanza de idiomas basada en tareas (Task-based Language Teaching = TBLT): se desarrolló en la década de 1980 y se centra en la idea de realizar tareas significativas como base para el aprendizaje de idiomas. Los estudiantes participan en actividades que requieren el uso del lenguaje para lograr un objetivo específico.
  10. El enfoque léxico (The Lexical Approach): fue propuesto por Michael Lewis en la década de 1990; este método acentúa la importancia de enseñar y aprender vocabulario en fragmentos y frases, en lugar de aprender palabras aisladas.

En general, la tendencia ha sido pasar de métodos más “mecánicos” y conductistas a métodos más holísticos y comunicativos, en línea con las ideas que surgieron de la psicología cognitiva a mediados del siglo XX.

metodos para aprender ingles

 

Cuáles son los mejores métodos para aprender inglés (y otros idiomas)

Las metodologías descritas en la sección anterior fueron desarrolladas por lingüistas en base a los conocimientos científicos de cada época. Gracias a sus contribuciones para encontrar la “metodología perfecta”, hoy sabemos mucho más sobre el aprendizaje de idiomas extranjeros que hace 150 años. De hecho, muchos emprendedores han utilizado una o más de estas metodologías para crear empresas de enseñanza de idiomas o plataformas digitales (por ejemplo, Duolingo) que afirman tener “los mejores métodos para aprender inglés” (o cualquier otro idioma extranjero).

Entonces, ¿cuál es el mejor método para aprender inglés? ¿Existe una metodología que funcione para todo el mundo?

Aquí tienes mi respuesta: La mejor metodología depende de cada persona, de su motivación por aprender el idioma y de su enfoque a la hora de aprender. Todas las metodologías para aprender inglés tienen cosas buenas. Sin embargo, no puedo recomendarte una sola metodología porque cada persona es única. Todos tenemos diferentes estilos y preferencias a la hora de aprender un idioma, por lo que es importante que encuentres tu propio método.

Seguramente tu metodología ideal incluirá algunas ideas del método gramática-traducción, del método directo, o de cualquiera de las anteriormente citadas. Lo más importante es responsabilizarte de tu aprendizaje para decidir qué hacer para mejorar tu inglés.

 

Crea tu propia metodología para aprender inglés

Ahora, desde mi experiencia enseñando a aprender idiomas desde hace más de 25 años, te invito a descubrir cómo puedes crear tu propio método para aprender inglés.

Primero, toma la decisión de invertir cada día entre 15 y 30 minutos de auto práctica con el inglés. Y hazlo de manera sistemática.

En segundo lugar, concéntrate sólo en 2 o 3 de las siguientes áreas cada semana. No puedes trabajar todas a la vez. Elige las áreas que más te interese mejorar en este momento:

  1. Hablar/Conversar
  2. Leer
  3. Escribir
  4. Escuchar (comprensión oral)
  5. Vocabulario
  6. Gramática
  7. Pronunciación

Por ejemplo, podrías elegir las tres siguientes áreas para la próxima semana o el próximo mes:

  1. Pronunciación
  2. Escuchar
  3. Hablar/Conversar

Después debes elegir 1 o 2 actividades que vas a hacer cada día para practicar las áreas elegidas. Por ejemplo:

Para la pronunciación: lee en voz alta durante 5 minutos cada día para desarrollar los músculos que se usan para pronunciar el inglés.

Para escuchar y mejorar la comprensión oral: escucha tu podcast favorito o mira tu serie preferida de Netflix en inglés.

Para hablar: conversa contigo mismo en voz alta, habla con compañeros de trabajo y, por supuesto, apúntate a clases virtuales, presenciales o telefónicas con profesorado de inglés titulado; con esto último desde Ziggurat podemos ayudarte.

 

El uso de la tecnología para aprender inglés

Hoy en día la adquisición del inglés se ha convertido en una habilidad esencial para muchos profesionales. En el entorno corporativo, la tecnología es una gran aliada, porque brinda oportunidades innovadoras para el aprendizaje efectivo.

Desde cursos online hasta aplicaciones interactivas y recursos multimedia, la tecnología te ofrece un amplio abanico de herramientas para aprender inglés (u otros idiomas), diseñadas para facilitar el aprendizaje.

 

Ventajas de la tecnología para aprender inglés

A continuación, tienes algunos usos y ventajas de la tecnología para aprender inglés.

Aprende inglés escuchando podcasts

En mi experiencia docente, escuchar podcasts, es una excelente actividad para profesionales que buscan mejorar su inglés. Aquí te dejo algunas de las ventajas:

  • Variedad de temas: Abordan temas desde finanzas hasta tecnología, permitiendo elegir contenido relevante para todo tipo de intereses profesionales.
  • Exposición real: Ofrecen una auténtica exposición al idioma, ayudando a familiarizarse con diferentes acentos y expresiones.
  • Relevancia empresarial: Muchos podcasts se centran en temas empresariales, mejorando el vocabulario y la comunicación en el entorno laboral.
  • Flexibilidad de horarios: Su formato permite a profesionales ocupados escuchar episodios en cualquier momento, integrando el aprendizaje fácilmente en su rutina.
  • Desarrollo auditivo: Mejoran las habilidades auditivas al exponerse al habla nativa y a diferentes contextos lingüísticos.

En resumen, aprender inglés escuchando podcasts es educativo, práctico y atractivo, ofreciendo una inmersión efectiva en inglés.

Mejora tu inglés con aplicaciones gratis (Duolingo,…)

Otra manera de mejorar tu inglés son las aplicaciones gratis que puedes descargar en tus dispositivos móviles. Entre ellas, Duolingo destaca por su enfoque variado y gamificado. Esta aplicación te ofrece:

  • Flexibilidad horaria: permite sesiones cortas en cualquier momento y lugar.
    Contenido diverso: ejercicios que abarcan desde gramática, pasando por vocabulario hasta comprensión oral.
  • Enfoque lúdico: su interfaz gamificada motiva y hace que el aprendizaje sea divertido, manteniendo la constancia.
  • Seguimiento del progreso: ofrece un seguimiento claro, permitiendo ver avances y establecer metas realistas.

Otras aplicaciones gratuitas también valiosas son: Memrise, BBC Learning English, HelloTalk, Busuu y Quizlet.

Todas estas aplicaciones gratuitas ofrecen versatilidad y accesibilidad. Combinarlas entre ellas o con aprendizaje formal, pueden potenciar el desarrollo del idioma, y hacer que consigas resultados en menos tiempo.

Lee libros online y escucha audiolibros en inglés para aprender inglés en menos tiempo

La combinación de lectura de libros online y la escucha de audiolibros en inglés es una estrategia efectiva para optimizar el aprendizaje en menos tiempo. Aquí te dejo algunas pautas que considero útiles para profesionales en entornos corporativos:

  • Simultaneidad de lectura y audición: lee mientras escuchas para fortalecer la conexión entre la escritura y la pronunciación.
  • Velocidad gradual de lectura: Comienza con textos comprensibles y avanza gradualmente para mejorar la fluidez.
  • Material relevante: elige libros y audiolibros relacionados con tu campo para aplicar el aprendizaje en el entorno laboral.
  • Notas: Toma apuntes para mejorar la retención.
  • Objetivos diarios de lectura: Establece metas diarias para mantener una progresión constante.
  • Variedad de géneros: Explora diferentes géneros para diversificar tu vocabulario y comprensión.
  • Repetición y revisión: Repite la lectura y escucha para reforzar el aprendizaje.
  • Práctica diaria: Establece una rutina diaria para practicar durante 15-30 minutos.

Con estas estrategias, cualquier profesional puede acelerar su aprendizaje de inglés integrándolo en su vida cotidiana.

 

Recomendaciones de Ziggurat sobre los métodos para aprender inglés

La efectividad de una metodología puede variar según diversos factores, incluidos los objetivos del aprendizaje, el contexto cultural, el estilo de aprendizaje de cada persona, así como la habilidad del profesorado para adaptarse y personalizar el enfoque educativo.

Una de las ventajas de las metodologías es que pueden proporcionar estructura y un enfoque específico, pero también tienen desventajas como no adaptarse a tus necesidades o a tu forma de aprender. Hay personas que han probado metodologías basadas en la repetición y les ha funcionado, en cambio a otras les ha llevado a perder interés y motivación para seguir aprendiendo.

Por tanto, el mejor método para aprender inglés rápidamente es crear tu propio método y sistematizarlo. Si eres constante y te comprometes a dedicar un tiempo diario a la práctica del inglés, te garantizo que te dará buenos resultados.

Recuerda que puedes aprovechar todo el conocimiento y experiencia de profesionales especialistas en aprendizaje de idiomas, así como las tecnologías que tienes a tu alcance para alcanzar el nivel de inglés que quieras.

Y si tienes preguntas o dudas sobre cómo crear tu propia metodología, cuenta conmigo, escribiéndome un mensaje a mi cuenta de Linkedin o a través de nuestra página web.